NOTICIAS

NUESTRAS ACTIVIDADES

Reunirnos a compartir una idea, una celebración o una actividad, se ha convertido en un encuentro de alegría, una verdadera delicia donde podemos cambiar nuestra rutina por un momento y reiniciar nuestras labores, con una pausa diferente en nuestra mente. 

Gracias mis chicas por su actitud y apoyo. 

PARA PENSAR

Esta pandemia, me hace recordar la fábula del ratón de la granja, que le dijo a los
demás animales, que le ayudaran, porque el granjero había llevado un feroz gato y las
gallinas, cerdos, vacas y demás animales no le hicieron caso, porque no les
afectaba la presencia de ese felino, después de un tiempo, apareció una
serpiente quien mordió a la esposa del granjero y ella empezó a decaer tanto,
que una vecina le dijo al pobre granjero desesperado, que había que darle sancocho
de gallina para ayudarle a mejorar. El granjero empezó a matar a sus gallinas,
pero al no presentar mejoría, el granjero empezó a vender sus vacas y demás
animales, porque no contaba con los recursos para atender sus gastos, porque su
tiempo estaba dedicado al cuidado de su esposa.


Esta fabula, es igual a nuestra situación actual con la pandemia que nos
afecta, empezamos a ver las trágicas noticias en Wuhan, pero no hicimos nada,
bueno, la crisis estaba muy lejos. Pero en un par de días vimos como Italia,
empezó a tener contagiados por este fatal virus… pero tampoco a los
latinoamericanos nos importó, veíamos de lejos la situación, frente a una
televisión que nos protegía del dolor y la angustia de esos pueblos. Luego
España y así, hasta que nos tocó la puerta…

Esta tragedia nos deja varias enseñanzas, que debemos empezar a revaluar para
reinventarnos como personas, como profesionales y cambiar muchos de nuestros
hábitos que nos limitan. Hoy quedarse en casa, es la mejor opción, para
salvaguardar nuestras vidas y la de los demás. Después de esto, debemos hacer
como el ave Fénix, que renació de sus cenizas, porque lo que se nos viene es
muy fuerte, por este motivo, guardemos nuestras fuerzas, para generar las
acciones que nos ayuden a salir adelante. No les niego que también tengo miedo,
pero no estamos solos, siempre está nuestra fe que nos acompaña, nuestra
familia que debemos rodear, los amigos que nos hacen reír con sus locuras y
nuestra vida que aún conservamos.

Les recuerdo que debemos disfrutar cada instante de nuestro presente y no
arrepentirnos de lo que dejamos de hacer. Sigamos adelante, pronto esto va a
pasar y los que podamos sobrevivir lo haremos con resiliencia.

                     

                   Por ahora: Quédate en casa.

ACERCA DE LA PANDEMIA

meeting, bench, two

Cada año, nos quejamos de que el tiempo no nos alcanza y ahora tenemos muchos días para reflexionar, respirar, tomar este alto en el camino, para poder reinventarnos como personas, para continuar nuestras vidas.
Nos quejamos de que el dinero es insuficiente para todo lo que necesitamos. Ahora, vamos a tener el dinero y vamos a poder ahorrar.
También nos quejamos de que la comida es la misma todos los días. Hoy tenemos el tiempo de poder aprender a elaborar nuestros alimentos, inventar recetas, combinar colores, sabores y comer sano.
Este aislamiento social, nos permite, comunicarnos con nuestras familias, organizar nuestras casas, los documentos que siempre dijimos que en fin de semana los ordeno, poder arreglar las cosas que hemos dejado de lado, mejor dicho, ahora no hay excusa para no pensar en nosotros mismos. Pero en las redes sociales, escuchamos a la gente quejarse del encierro y estamos en nuestra casa, con los seres queridos, también dicen con mucha frecuencia que los días son muy largos, pero no se toma la iniciativa de empezar ese curso virtual que he querido hacer, leer los libros que he dejado en la mesa, escuchar la música que hace tanto no hago, tomar una copa de vino sin afanes, porque mañana no hay que madrugar, reír sin temor, porque tengo el tiempo para disfrutar cada instante.
Somos conscientes que hay incertidumbre, ansiedad, porque no sabemos qué va a pasar con esta pandemia, pero te propongo, preocuparnos por el presente, disfrutemos del silencio, del calor, de los amigos con quienes hablamos por teléfono, por la familia con quien no hemos tenido el tiempo de compartir instantes; dejemos al futuro, un espacio para permitirle que cada día nos sorprenda con lo que nos llega, no vean este aislamiento como un castigo, porque es la oportunidad de reiniciar nuestros equipos mentales.


Vivir el presente, es darle a la vida la oportunidad de regresar a nuestros años de infancia, donde todo era un juego, alegría y el ansia, porque mañana haremos algo totalmente diferente.

Ánimo, quédate en casa, por ti, por los tuyos y por los demás!!

WhatsApp chat